82° DE REVOLUCION PERMANENTE; PALABRAS DE MARTIN EN SU CUMPLEAÑOS

Advertisements

“EL HOMBRE LA TIGRA” próxima novela de Martín Ruta 8 (adelanto)

De próxima publicación, EL HOMBRE LA TIGRA , trata de la vida de un joven, a mediados de los años 30s,  que cuenta en primera persona su experiencia de vida. Siendo, Jean Maget, el protagonista de esta historia, es un revolucionario que vuelve a Francia ante la ocupación alemana, ya que no se podía quedar a la distancia sin participar del enfrentamiento al régimen nazi. En simultáneo parte de esta historia, transcurre en Necochea, de donde el autor es oriundo. Adelantamos aquí la presentación de la misma.
10600356_708089045913295_4169307933435028896_n

-A CONTINUACION, LA PRESENTACION QUE SE INCLUIRA EN ESTE NUEVO VOLUMEN:

 

Camaradas:

Es para mí un orgullo entregar esta novela a las nuevas generaciones de obreros y estudiantes que a lo ancho del país los veo entrar decididos a la lucha, cortando calles, rutas y apoyando el justo reclamo de los esclavos asalariados. Yo los veo como una juventud rebelde y sin miedo. Esa actitud reconforta el espíritu de nosotros los revolucionarios, no solamente aquí en el país, sino en otras partes del mundo; como en España, México, Chile, Brasil…los veo desplazándose en las calles y enfrentando a las fuerzas represivas, exigiendo ser escuchado su justo reclamo. Yo creo que está llegando la “primavera de los pueblos”, que estábamos soñando nosotros los rebeldes.
Nuestra enemiga, la burguesía, nos trata de violentos porque exigimos nuestro derecho, llevando como armas sólo nuestras voces de protesta y nuestras manos vacías. Estamos en una sociedad sorda y ciega que no escucha el reclamo de los de abajo. Todos los que gobernaron hasta nuestros días, descargaron sus ajustes sobre los que menos tienen. Son gobiernos burgueses, cada día más parasitario y decadentes. Hay una inmensa mayoría en la población que a gritos exige un cambio social.
En esta sociedad capitalista, hay una línea divisoria marcada a fuego:
¡Entre los que no comen y los que no duermen, los que no duermen son aquellos que se apropian de lo que producen los que no comen! Y muchos de ellos de miedo tienen fuertes sobresaltos en la conciencia. Si la burguesía nos roba todo, hasta nuestros sueños, los hambrientos tenemos todo el derecho de hacerles la vida imposible y no dejarlos dormir.
Por eso me dirijo a vos, joven obrero, que juntos apoyamos la lucha en Terrabusi, en Lear, en Donnelley. A vos, joven estudiante que muchas veces cortaste la Panamericana, desafiando a los agentes represores que se mordían los puños de impotencia. A vos joven, que vivís en las barriadas humilde, que muchas veces sos presa fácil del gatillo asesino de la policía; este poeta rebelde con sobrada experiencia en la lucha de clases, te invita a ocupar un puesto en nuestro ejercito de esclavos insurrectos.
Te anuncia que ha llegado la hora de la clase obrera y los sectores más pobres, porque somos la inmensa mayoría, aguantamos y dimos prueba de esperar todo lo que fuera necesario. Yo creo que ha llegado el momento de hacer lo que sea necesario para dejar todo en el campo de batalla, antes que seguir arrastrando estas cadenas de esclavo.
Camarada yo te invito a levantar bien alto tu puño izquierdo y cantemos juntos, como me homenajearon mis jóvenes compañeros:

“Somos el partido de Martín / llegó el trotskismo /

que pelea por el socialismo /

el poder obrero y la revolución”

Martín Ruta 8:
Obrero de la construcción,
Escritor y poeta.

_________________________

El autor de esta obra literaria es: Martín E. Arista. La Cámara del Libro le acepta el seudónimo “Martín Ruta 8”. Nacido en Juan N. Fernández, Provincia de Buenos Aires. Obrero de la construcción, lleva más de 50 años en el Movimiento Obrero, escritor, poeta, intelectual. Es un militante revolucionario e integra el Partido de los Trabajadores por el Socialismo.

Sus obras son:
Memorias de un caminante

Hechos para no olvidar

Un extraño viaje al país de los guaraníes

La tragedia del Quequen

El loco de los pájaros

Tiempo de sueños y esperanzas

Al honorable Encuentro de Mujeres en Lucha

 
Compañeras;
            Les envío mis más sinceros saludos a todas las presentes. Se medir muy bien la importancia que tiene este Encuentro para ustedes. A través de la historia en diferentes lugares del mundo la mujer ha dado prueba de mucho coraje y decisión en todos los ordenes   de la vida, dejando huellas imborrables de audacia y temeridad.
            Por mi memoria desfilan muchas mártires que entregaron sus vidas luchando por su derecho a ser libres de toda opresión, ya sea esta abierta o encubierta (la cual es mucho peor).
            Quiero tomar cuatro hechos que tuvieron repercusión para mí.
            En el año 1602 en Paraguay una valiente mujer de las tribus guaraníes, llamada Juliana, organizó cinco mil compañeras contra la brutal explotación a la que eran sometidas por el yugo español. Habían sido pisoteados todos sus derechos para imponerles la superstición mas grande traída por las Compañías de Jesús (la religión católica) para dominarlos y tener mano de obra esclava. Como inspiradora de la revuelta pagó con su vida ese acto de rebeldía siendo mandada a la hoguera y quemada viva. Su ejemplo no fue en vano, su voz y su ejemplo recorrió los treinta pueblos que formaban el Paraguay marcando a corto plazo la caída del Imperio Español. Cuando Gaspar Rodríguez de Francia es elegido presidente del Paraguay, expulsa a las Campañas de Jesús y todos sus bienes pasan a manos del Estado.
            En París (Francia), la vez un año antes que la clase obrera tomara el cielo por asalto (al decir de Marx), al calor de los vientos de rebeldía que soplaban, una mujer exigió públicamente su derecho a tener plena libertad de toda opresión. Esa actitud era ofensiva para las autoridades y la condenan a morir en la guillotina. Con toda valentía enfrenta al verdugo, rodeada de un público expectante, y con voz muy firme así se expresó: “Si tengo el coraje de enfrentar a la guillotina ¿cómo no voy a tener el coraje de luchar por mis derechos?”
            En nuestro país hubo otro hecho durante los días trágicos vividos en la Patagonia en que fueron fusilados más de 1500 personas, (que exigían tener algunos derechos de los más elementales), por tropas del Ejército dirigidos por el Coronel Varela, que cometieron esa horrenda masacre contra peones desarmados que fueron fusilados sin piedad. A muchos les hicieron cavar su propia fosa. Después de cumplir esa macabra tarea, Varela les dio permiso a las tropas para que fueran a la Casa de la Tolerancia que dirigía una mujer llamada “ La Catalana ”. Nunca se imaginaron lo que les aguardaba. Grande fue la sorpresa cuando ella junto a cuatro compañeras más los corrieron a escobazos mientras gritaban “Fuera de aquí! Con asesinos de hombres desarmados no vamos a la cama, en esta casa no entran asesinos!”. Varela las mandó a detener, pasados algunos días las hizo soltar y dijo “son unas pobres mujeres”. Curiosamente fue el primer escrache realizado en el país y fue hecho al gobierno radical de Irigoyen, corría el año 1924.
            En el año 1946 el peronismo gana las elecciones y aunque a la distancia suena extraño en ese momento entraron a correr las listas negras. Quienes se negaban a afiliarse al partido y a cantar la marchita nadie les daba trabajo y tenían que salir del país. El primero que tiene que emigrar es el gran compositor Juan de Dios Gilberto. A poco andar la Sra. Libertad Lamarque pidió asilo político en México, el artista Santiago Gómez Cu y una camada de artistas del Teatro. En aquellos momentos fue muy lamentable el exilio de una intelectual de las más brillantes que tenía nuestro país, la Sra. Cora Rato de Zadoski. Todas las puertas de la Universidad se le fueron cerrando. La Sra. Tenía un grave problema, era esposa de un judío y su mente brillante opacaba los discursos que emitía la primera dama que sonaban a ridículo. Demás está decir que la Sra. Zadoski nunca se dedicó a repartir regalos ni bienes materiales, todo lo contrario, pero su paso por los claustros universitarios dotó a varias generaciones de los más altos conceptos intelectuales. Esos valores poco importaban a las autoridades de la Educación : al pueblo en general lo tenían enajenado escuchando la marcha y repetían la consigna “de casa al trabajo y del trabajo a casa” de esto se encargaba la temida policía que dirigía Raúl Apoll.  Venezuela, ese país hermano recibió a la Sra. Cora Rato de Zadoski con los brazos abiertos. Muchos asombrados decían que rara vez el país había recibido un tesoro tan preciado, la Sra. Pasó varios años sin poder retornar al país. Estos hechos pocos lo saben y no tuvieron mucha reprercusión.
            Como un escritor revolucionario cifro mis esperanzas en que estará en primera plana la inmediata libertad a Romina Tejerina, el crimen cometido al profesor Carlos Fuentealba y los seis dirigentes campesinos paraguayos detenidos por el gobierno de Kirchner en la cárcel de Marcos Paz.
 
Deseándoles las más sinceras felicitaciones y rotundo éxito en todos los debates,
Saluda a todas las presentes,
 
Martín Ruta 8
 
Escritor y poeta
 
 
 
 

 

Palabras de Fernando, homenaje en tu cumpleaños

Martín Ruta 8, el compañero más experimentado del partido, entró en sus 81 años como mejor puede hacerlo un militante revolucionario de la clase obrera: en una huelga general, el último 10A. El “Viejo” festejó este nuevo cumpleaños enfrentando a la Gendarmería, sentando una posición clasista, independiente de la burocracia sindical, en el medio del piquete de la Panamericana. Recibió saludos y felicitaciones desde México, España, Francia, y de parte de todos sus compañeros/as de la zona norte y el resto del país. Y el sábado por la noche, además, nos transmitió con sus palabras el profundo orgullo que lleva que porta por haberle dedicado toda su vida a la militancia revolucionaria de forma libre, consciente y voluntaria, y sobre todo por seguir haciéndolo. En una época como la actual, además, nos compatió la principal conclusión política que extrajo de su larga vida militante repleta de luchas: la clase obrera tiene una historia de combates enorme, demostró innumerables veces su capacidad de lucha y energía revolucionaria. Lo que necesita es un partido revolucionario a la altura de los acontecimientos por venir, que sea capaz de conducir esa vasta energía desplegada hacia la victoria. “En eso estamos, humildemente, desde el PTS, y los invitamos a todos a formar parte de esta historia”, sintetizó Martín. ¡Feliz cumple camarada! Orgullosos y orgullosas estamos de militar a tu lado.
A continuación, compartimos extractos de un texto escrito por su camarada y amigo, Fernando C.
Martín, marxista revolucionario, o sea trotskista.
El camarada Martín cumple años. Unos cuantos, es cierto, pero en él, se sabe, las cantidades operan al revés que en el resto de los mortales: para Martín, cumplir años es sinónimo de fortaleza y compromiso con su partido y con su clase, siempre renovados. Siempre como si fuera la primera vez.
El Viejo, como cariñosamente lo llamamos los que tenemos menos años que él, es militante revolucionario profesional; es poeta y novelista; obrero de la construcción; narrador; compañero, padre, abuelo y amigo. Martín canta, recita, baila, hace ejercicios con la disciplina de un deportista. Es una enciclopedia abierta de datos eternos y memoria prodigiosa. Su cabeza guarda, celosa, una cantidad de anécdotas y recuerdos que aún hoy están siendo puestos al servicio de la reconstrucción de la historia de la clase obrera (…).
Pero hay otro aspecto de la vida de Martín que quiero destacar hoy: el que está relacionado con el tiempo.
Desde que lo conozco, hace años, intento explicarme el origen, la causa última yverdadera de su manera de tomar la vida, casi de bebérsela, siempre como si no existiera el tiempo, ese tirano que decide infalible, al final de la historia,siempre lo mismo, y para todos. Entiéndase: no es que no le importe el paso del tiempo, ni que se descuide comportándose como si se sintiera inmortal. No: lo que hay es una manera de relacionarse con el tiempo, muy especial. Ha logrado ponerlo a su servicio, de su lado, bajo su control. Martín es un domador.
¿Pero de dónde viene esa capacidad?
Él habitualmente explica que lo que pasa es que vio a la clase obrera en combate franco con el capitalismo. Que allí se encuentra el fundamento material de su optimismo revolucionario, más vigente hoy que nunca. Es cierto: la clase obrera argentina supo poner en jaque al capitalismo local y, como tal, preocupó y llevó la conmoción incluso al centro del imperialismo mundial.
Pero no puede ser la única explicación, tiene que haber algo más, me digo. Y sí, claro que lo hay. Martín es trotskista. Y además, se hizo trotskista de grande, a pura experiencia, aunque sabemos que combatió junto a la clase obrera toda su vida. El trotskismo, ese último escalón de la larga y enorme historia del marxismo revolucionario; la condensanción de lo más impresionante que la corriente que fundara Marx tuviera para dar; el punto más alto al que llegó la clase obrera, y por ende el género humano; el trotskismo, es eso lo que explica al Viejo en su conjunto.
El trotskismo, fuente inagotable de optimismo obrero y popular, de confianza realista en la humanidad (porque nada de lo humano le resulta ajeno, como al Viejo); el trotskismo, aferrado con todas sus fuerzas al árbol de la Teoría de la revolución permanente, que ha sabido atravesar de pie tempestades sin igual, y seguramente eche frutos en el siglo XXI (porque está invariablemente vivo, en jóvenes de 81 años como Martín, y en otros de 15 o 16, como los que también militan con él en el PTS); es el trotskismo lo que está detrás y dentro de Martín, la esencia que explica la forma.
El Viejo se ha vuelto un ejemplo para las nuevas generaciones de compañeros y compañeras, que comparten con él la misma pasión conciente. Hay que tomarlo, no se me ocurre otra alternativa. Parafraseando a Trotski, Martín es la “viva negación del arribismo político, es decir, de la tendencia a sacrificar los principios, ideas y objetivos de la causa a los fines personales. Eso de ninguna manera se contrapone con la sana ambición revolucionaria. No, la ambición política cumple un gran papel en la lucha. Pero revolucionario es aquel que subordina totalmente su ambición personal al gran ideal, aquel que se somete y se hace parte de él”. La ambición de Martín es la inconmovible lealtad revolucionaria para con su clase y su partido. Hay mucho para aprender ahí, todavía.
Por último, si es posible decir que la enfermedad y la muerte, las materias primas con las que trabaja el tiempo, están más relacionadas con la falta de proyectos vitales que con la biología, bienvenido entonces a este nuevo año de combate, camarada Martín. Seguramente vendrán muchos más, y es esa convicción la que te mantiene tan vivo, tan dueño de la vida y del tiempo, de tu tiempo, ya no quedan dudas. Tendremos que seguir aprendiendo mucho, sobre todo de tu humildad y entrega desinteresada, que es incondicional.

 

Te queremos mucho, tus camaradas. 

San Martín, 12 de abril de 2014 

Saludos desde Madrid, (Diego Lotito)

Querido Martín,

En este día tan importante no quería dejar de escribirte estas palabras que te hago llegar por intermedio de las compañeras y compañeros de Norte.

Según me han contado, el 10 de abril tuviste el honor de despedirte de tus 80 años en un piquete sobre la ruta junto a tus hermanos y hermanas de clase. Un honor que se extiende a todas y todos los compañeros del PTS que dieron otra gran batalla de clase ese día. Que gran orgullo, por nuestra militancia, nuestro partido y por contar en sus filas con tenaces y valientes camaradas como vos viejo.

Por eso esta carta no pretende ser tan sólo un saludo por tu cumpleaños, sino también un homenaje y un sincero agradecimiento. Por habernos inculcado siempre con la palabra y el ejemplo qué significa ser un proletario revolucionario que luchó toda su vida por liberar a la sociedad de las penurias del capitalismo.

Por enseñarnos a mirar más allá, a reflexionar, a medirnos con la historia para recuperar las mejores tradiciones de lucha de nuestra clase, y recordarnos siempre la máxima de Dantón: “audacia, audacia y más audacia”.

Por tus cuentos, tus historias del Paraguay profundo, tus excursiones fascinantes a lo más profundo de las miserias y las bondades del género humano, esos “pedacitos de cielo que debemos tomar para que la tierra se convierta en un paraíso”, como los llamó nuestro querido camarada Sergio.

Por habernos brindado prosas maravillosas, como el “Romance a la miliciana” que tantas veces te escuchamos recitar. Ese poema desgarrador que bien podría incluirse en una antología de la mejor poesía social de nuestro tiempo y que, al poco tiempo de haber llegado a militar en la tierra de la gloriosa revolución española, tuve el inmenso honor de leer entre lágrimas ante un grupo de jóvenes camaradas en las barricadas de la guerra civil reconstruidas cerca de Zaragoza, en la misma tierra árida y rememorando los mismos hechos que te inspiraron para inmortalizar a tu valiente miliciana.  

Hace poco leí en tu blog unas palabras que pronunciaste en un curso de formación para la juventud de Norte. Allí decías: “…es necesario dotar a nuestro ejército de esclavos insurrectos, de un partido marxista leninista de combate, para la toma del poder en el camino de la formación del partido mundial de la revolución socialista: la IV Internacional. Los camaradas del PTS, firmemente convencidos, a pie firme, si no somos capaces de organizarlos, armarlos y pelear contra nuestros enemigos de clases, merecemos que nos traten como esclavos. Quiero que lo tengan bien en claro, este viejo león que les habla, todavía tiene fuerzas para llevar bien en alto las banderas de la revolución proletaria.”

Gracias de nuevo viejo por estas palabras, por seguir demostrando tu “temple batallador” -como te escribió una vez el camarada Mario de México- a pesar de todos los momentos dolorosos que te han tocado sufrir… y por seguir transmitiéndonos incansablemente a todas y todos nosotros y, sobretodo, a las nuevas generaciones de jóvenes revolucionarias y revolucionarios del PTS, tus convicciones de hierro y tu confianza inquebrantable en el futuro socialista de la humanidad.

Feliz cumpleaños querido Martín. ¡Viva el trotskismo! ¡Viva la Cuarta Internacional!

Con un fuertísimo abrazo mío, de Josefina y de todxs lxs camaradas de Clase contra Clase

Diego Lotito

Madrid, 12 de abril de 2014

El Roble de (San) Martín, por Mario Caballero (desde México)

El Roble de (San) Martín

Anda un Roble desatado
irreverente y ufano,
un combatiente, un hermano,
un tornado encolumnado;
un joven pasa su lado
cuando el piquete lo llama;
y toma la panamericana
junto estudiantes y obreros,
¡vamos rojos compañeros!
grita retando a la cana.

Esta ráfaga sin fin
que se desplaza con garbo,
se ha propuesto como encargo
resistir en San Martín,
pero aparece cual mil,
en Pacheco, en Capital;
no hay ninguna regional
que no lo quiera de antaño,
y en este su cumpleaños.
Le decimos: ¡sos genial!

Con mi gran efecto
desde México
Mario Caballero

“Ha llegado la hora de la Cuarta Internacional…”

Presentamos unas breves palabras de Martin Ruta 8, pronunciadas en un curso de formación para la juventud de la zona norte del GBA acerca de la HISTORIA DE LAS INTERNACIONALES:

“Camaradas:

Estoy orgulloso de ser militante de un partido revolucionario que, parafraseando a Trotsky, ambiciona no solamente tener muchos afiliados, repartir periódicos, tener dinero para imprimir volantes, afiches que lleguen con nuestras propuestas a las masas laboriosas y además diputados que, en ese parlamento burgués, hagan escuchar las voces de los esclavos asalariados ¿esto hace falta y es muy necesario? Todo lo enumerado no es mas que un medio.

Nuestro objetivo va más allá, muchísimo mas amplio; es la total liberación material y espiritual de los explotados, por medio de la revolución proletaria. Tienen que tomar conciencia de los objetivos que perseguimos. Hoy estamos viviendo momentos históricos. La crisis del sistema capitalista; lo vemos en Europa y en varias partes del mundo. Desocupación, crisis y violenta represión a las masas laboriosas que se rebelan y no aceptan pagar las consecuencias.

ImageEn el año 1914, nuestro maestro León Trotsky, anunció que desde ese momento se terminaban los programas burgueses progresistas, la etapa esta signada por crisis, guerras y revoluciones; para mi ha llegado la hora de la Cuarta Internacional, la hora del trotskismo.

Para esta grandiosa tarea, que tenemos que llevar adelante, es necesario dotar a nuestro ejército de esclavos insurrectos, de un partido marxista leninista de combate, para la toma del poder en el camino de la formación del partido mundial de la revolución socialista: la IV Internacional.

Los camaradas del PTS, firmemente convencidos, a pie firme, si no somos capaces de organizarlos, armarlos y pelear contra nuestros enemigos de clases, merecemos que nos traten como esclavos. Quiero que lo tengan bien en claro, este viejo león que les habla, todavía tiene fuerzas para llevar bien en alto las banderas de la revolución proletaria.

Camaradas:

¡Viva la Cuarta Internacional!”